Cuidado con los bots en las apps para ligar: ¿ayuda o engaño?

Cuidado con los bots en las apps para ligar: ¿ayuda o bien engaño?
Al hablar de bots, es inevitable meditar en su aplicación en las redes sociales para hacer campaña por un determinado político, atender a los clientes del servicio de una empresa o presentar el currículum. Lo que puede resultar sorprendente es saber que los bots, ahora, asimismo buscan pareja por nosotros.

Los bots ayudan a un registro más sincero por parte de los usuarios, lo que facilita el encontrar una persona compatible

Por lo menos esa es la enorme propuesta de 2 de los nombres punteros en el planeta del amor en línea, Tinder y Match.com. Aunque lo que se pretende es dinamizar el proceso por el que los usuarios deben pasar al abrirse una cuenta, el pesado registro, la verdad es que esconden asimismo un carácter sicológico del que quizás muchos no se habían percatado al interactuar con ellos.

Conforme Match.com, su bot Lara ayuda a que los usuarios se abran más y escriban intereses y aficiones de forma más directa y sincera que si realizasen el proceso de registro por ellos mismos.

El bot se lanzó en dos mil dieciseis en Francia y puede interaccionar en 12 idiomas. El proceso de registro se traduce en una charla sobre nuestros gustos, a medida que el bot va rellenando los datos de nuestra ficha para equiparar y equiparar las compatibilidades con el resto de usuarios.

El bot es diferente según la edad de los usuarios: para la plataforma Our Time, dedicada a hallarle pareja al usuario mayor de cincuenta años pero perteneciente también a Match, es Julia quien anima a efectuar el registro. Conforme la compañía, el uso de bots ha incrementado los nuevos registros en un treinta por cien.

Leer también >>  Cómo utilizar las apps de citas en línea y mantenerse seguro

No obstante, hay que llevar cuidado con quienes emplean de forma poco ortodoxa los bots y nos impiden encontrar el amor. Es lo que pasa en Tinder, donde ciertos perfiles son bots que dicen estar asimismo buscando el amor mas que, realmente, desean llevar la conversación fuera de Tinder y tratan de mandar algún mensaje comercial al usuario. Reconocerlos no es moco de pavo, aunque en general tienen solo una fotografía, una biografía corta o bien inexistente y, en ocasiones, ofrecen contestaciones inconexas.

Una buena forma de averiguar si estamos intentando conversar con un algoritmo es escribir una palabra sin sentido, como “dfghj” para poder ver si la otra persona reacciona o bien no. Si no es de este modo, probablemente estemos perdiendo el tiempo con un bot.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.